Tratamiento de pie diabético

Según estudios científicos, el 34% de las personas diabéticas desarrollará úlceras en el pie. Los altos niveles de glucosa producen en los pacientes diabéticos daños en arterias, venas y terminaciones nerviosas provocando una disminución en la sensibilidad y la circulación en los pies, principales factores de riesgo para la ulceración. Por ello, se realiza un cuidado particularmente minucioso por parte de los podólogos en estos pacientes, realizando de manera periódica un seguimiento del estado vascular, neurológico y físico de los miembros inferiores del paciente. 

En la primera consulta realizamos pruebas vasculares para medir el aporte sanguíneo que llega al pie valorando los pulsos distales, y pruebas neurológicas que aportan información sobre la sensibilidad superficial y la sensibilidad profunda.

En nuestra clínica podológica, se realizarán consultas en las que se examine a fondo la situación del pie diabético en función de la tríada vascular, neurológica y física. Además, se le proporcionará al paciente un informe detallado, junto con información y pautas de cuidados preventivos.